sábado, 27 de agosto de 2016

Stranger Things como poema

Dice en feis Patricio Foglia
Lo que más me gusta de Stranger Things, más allá de las citas ochentosas, más allá de los géneros que transita -el terror, la ciencia ficción, las películas de aventuras-, es la metáfora que sostiene toda la trama: el amor (entre una madre y su hijo desaparecido, entre un chico que conoce a una chica a sus 13 años, entre ...) se parece a un ser de otra dimensión, un ser capaz del mayor bien y del mayor mal, radiante como un poder devastador, capaz de arrasar con la tierra conocida y con el Otro Lado, que no vemos pero que también habitamos.
Millie Bobby Brown, la actriz que hace de 11 (ET y Demogorgon a la vez), encarna esa metáfora y con muy pocas líneas, convierte un fenómeno popular y de consumo masivo en, para mí, algo parecido a un poema.
Me encanta

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...