miércoles, 24 de agosto de 2016

Mandarinas en el arroyo

Voy por la orilla del arroyo lanzando cáscaras de mandarina: No me digas que contamino, soy como García Lorca arrojando limones: pedacitos de vida color naranja.


Como una Gretel ortiva que no quiere volver ni ser encontrada, voy tirando semillas invisibles de mandarina por la orilla del arroyo.



Antonio Torres Heredia,
hijo y nieto de Camborios,
con una vara de mimbre
va a Sevilla a ver los toros.
Moreno de verde luna
anda despacio y garboso.
Sus empavonados bucles
le brillan entre los ojos.
A la mitad del camino
cortó limones redondos,
y los fue tirando al agua
hasta que la puso de oro.
Y a la mitad del camino,
bajo las ramas de un olmo,
guardia civil caminera
lo llevó codo con codo.


Lee todo en: Prendimiento de Antoñito el Camborio... - Poemas de Federico García Lorca http://www.poemas-del-alma.com/prendimiento-de-antonito.htm#ixzz4IGMdW8Ih

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...