miércoles, 17 de agosto de 2016

La zorra y yo

En la fábula de la zorra y las uvas, me cansé de saltar y empecé a sentirme dulce, madura, deseable e inalcanzable. Y las excusas son todas tuyas.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...