jueves, 7 de abril de 2016

Qué aburrimiento!!!!!

Hay veces que creo que alguien es como yo, pero no en el sentido de ser igual, sino de ser semejante en nuestras diferencias. Pienso que alguien es original, creativo, deslumbrante, interesante. Después algo se cae, ese alguien no sobrevive a mi entusiasmo, a la sobredosis de amor-amistad que suelo enchufarte cuando me gustás, cuando quiero hacer cosas con vos. A partir de ahí todo es horrible, falso, embolante.
No es la primera vez que me pasa, ni estoy hablando de mi ex. Pero hay gente que ya se va de mambo: ¿cómo una persona puede ser tan mediocre, tan pedorra, tan repetitiva y haberme hecho creer lo otro?

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...