sábado, 9 de abril de 2016

Director de orquesta

Y encima, encima de que él no se decidió nunca a respetar sus mejores deseos, yo me enrostro que cumplí todos losmíos y sigo agregando y cumpliendo "lo más fresca": cuando cosas de mi clase de percusión y él se escuda en sus bromas de celoso de mi profesor, todo para tapar que acaba de decir, de acordarse: "Yo quería dirigir una orquesta".

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...