lunes, 28 de noviembre de 2016

Ana Karenina

Agarré el final de la primera parte y la segunda completa por cable. Entiendo que para la época tener un hijo con el amante y no querer volver a casarse era escandaloso pero o no lograron plasmarlo en la peli o yo ya no me asusto con nada. Me emboló bastante.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...