viernes, 25 de marzo de 2016

La espada verde

No se llamaba así, era un super título imposible de reproducir.Igual todo se reducía a chinos y chinas que vuelan sobre las pagodas. Muy embolante pero visualmente linda.

Lunes por la madrugada...

Yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor...